El Levante, entre los 25 líderes históricos de la Primera División

Emilio Nadal

Es una evidencia. Y ni siquiera el lento y continuado paso de las hojas del calendario ha oscurecido el sentido que adquirió la noche mágica del domingo 23 de octubre de 2011 en las entrañas del Estadio de El Madrigal cuando las luces ya se apagaban y todavía resonaban los ecos de los goles alcanzados por Juanlu (2) y Koné. El Levante de Juan Ignacio Martínez puso patas arriba la Liga. Cuando nadie lo imaginaba se acostó ungido con la condición de líder de la máxima categoría para incredulidad de la mayoría de los sectores afines a la disciplina del balompié. El fútbol era agnóstico con el Levante, pero el Levante decidió romper el escepticismo que le rodeaba. Aquel equipo remendado con viejos retales que recobraron la confianza y la ilusión por saltar al verde y dejarse la vida con las barras azulgranas pegadas a su piel se desafiaba a sí mismo cada vez que saltaba al campo para competir.

El golpe de autoridad, pero también de rabia, que mostró en el coliseo del Villarreal le dirigió hasta el altar mayor de la competición liguera. No parecía encajar en ese firmamento. No eran espacios complementarios, pero lo cierto es que al acabar la octava jornada de la Liga BBVA el sol salía por Levante. Es incuestionable el atractivo y el hechizo que ejercía sobre el corazón maltrecho y ajado, en multitud de ocasiones, de los sectores más cercanos y vinculados al levantinismo militante, pero había un componente estadístico detrás de ese hito alcanzado. El Levante se convertía en el vigesimoquinto líder del campeonato nacional de Liga. La página web laligaennumeros.es propagó esta singularidad tras el pitido final de la cita en tierras castellonenses.

Obviamente el Real Madrid y el Barcelona se convierten en los equipos que en más ocasiones han liderado en solitario la competición a lo largo de una historia que nació en la temporada 1928-1929 y que se ha disputado ininterrumpidamente tomando como punto de partida esa fecha con el lógico y funesto paréntesis que supuso el triste episodio de la Guerra Civil. Y el Levante se mantuvo en la cima del liderato una jornada más después de dinamitar en el último segundo a la Real Sociedad con un obús teledirigido desde las botas de Rubén para descabalgarse en el Estadio Reyno de Navarra ante Osasuna. No obstante, en ese instante ya se había reservado un lugar de honor en un selecto club compartiendo estela con el Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Athletic de Bilbao, Valencia, Deportivo, Real Sociedad, Espanyol, Sevilla, Betis, Celta de Vigo, Sporting, Mallorca, Valladolid, Zaragoza, Oviedo, Las Palmas, Rayo Vallecano, Osasuna, Alavés, Getafe, Arenas de Getxo, Racing y Salamanca.

Deja una respuesta